Una de las principales estrategias de nuestro país en bien de la fertilidad es el Programa Nacional para la Atención a la Pareja Infértil, establecido en Cuba desde 2007, y su principal objetivo es propiciar el disfrute de la maternidad y elevar los índices de natalidad que se mantienen por debajo de las pretensiones.

El estudio de la infertilidad se inicia en aquellas parejas que no han logrado un embarazo luego de un año de mantener frecuentes relaciones sexuales sin protección.

Está considerado un problema clínico por los especialistas, e incluye tanto al hombre como a la mujer, por los diversos trastornos que pueden afectar a ambos.

Entre las múltiples causas que provocan la infertilidad entre las mujeres, aparecen la falta de ovulación, enfermedades venéreas no tratadas, trompas de Falopio bloqueadas, fibromas uterinos y endometriosis o padecimiento en el que el tipo de tejido que normalmente recubre el útero crece en otro sitio.

Agregan estas investigaciones que, aproximadamente el 30% de las parejas imposibilitadas de tener descendencia, obedece a la infertilidad del hombre por defectos en el número y calidad de los espermatozoides.