Un equipo de químicos de la Universidad RMIT de Australia ha descubierto una forma segura de eliminar los gases de efecto invernadero de la atmósfera de la Tierra. Han logrado convertir el dióxido de carbono en carbón, lo que podría hacer más limpio el aire de nuestro planeta. Según lo publicado en la revista científica Nature Communications, esta nueva técnica permite transformar el CO2 en partículas sólidas de carbón utilizando metales líquidos.

Fuentes: Ecured, Todo Mail y Russia Today.