Durante el recorrido de Luis Antonio Torres Iríbar, Primer secretario del Partido en la provincia, por la zona de Micro X, en La Habana del Este –donde se ubican los inmuebles donados por la Universidad de La Habana, tras el paso del tornado, destacó el esmero de los constructores para llevar hasta el detalle el confort de los nuevos apartamentos en cuyas áreas circundantes se labora en la jardinería, la colocación de una cerca perimetral y la disposición de dispositivos para la práctica de deportes, así como el acceso por una calle recién asfaltada.

En la reunión de pasado viernes con el Grupo Temporal de Trabajo en La Habana que mantiene las funciones de control y seguimiento orientadas por el Consejo de Defensa Provincial -desde el inicio de la fase recuperativa- subrayó visiblemente emocionado: “Es algo maravilloso para quienes tendrán una hermosa vivienda que no imaginaron tener”, en referencia a la disposición de apartamentos de hasta tres dormitorios construidos donde antes había un hogar de ancianos desocupado en el municipio 10 de Octubre.

Hasta el momento en los municipios dañados por el meteoro del 27 de enero, han sido resueltos la mayoría de los derrumbes totales y se apoya a las familias que deben ejecutar, por su esfuerzo, la solución de los daños parciales después de recibir el subsidio y la venta de materiales de construcción, tanques y techos, en un porcentaje de pago inferior para estos casos.

“Los organismos que atienden a un trabajador, entre los damnificados con daños parciales en sus viviendas, deben apoyar. Así lo acordamos desde las primeras reuniones del Consejo de Defensa Provincial”, recordó Torres Iríbar, y exigió que se realizara un listado de esas personas y las entidades para las cuales laboran. “En los casos que no tengan esas posibilidad, debemos apoyarlos como ya hemos establecido”, acotó.

El también miembro del Comité Central, enfatizó acerca del seguimiento y control de los inmuebles que fueron identificados para convertirlos en viviendas, a través de un proceso jurídico organizado que se ajuste a lo regulado y con la aprobación de los propietarios de empresas y organismos estatales que disponían de estos en función de oficinas y ya no se requieren para cumplir sus antiguos propósitos.

En la reunión se insistió en la responsabilidad de los dirigentes del Partido y el Gobierno de los municipios señalados para cumplir la tarea sin dejar un momento espacio a la demora, la falta de control y exigencia durante el proceso de recuperación, en el cual Guanabacoa muestra significativos atrasos debido a falta de control en la disposición de las fuerzas constructivas después de la retirada de las brigadas de otras provincias que vinieron a cooperar.