En Línea y 18, donde radicó la primera terminal de tranvías de La Habana, -la edificación después tuvo otros usos-, se erige un gran recinto ferial llamado a convertirse en un espacio donde florezca la buena cultura. Foto: David Gómez Ávila

Un mes atrás, el tramo ocupado por la calle Crespo, entre Soledad y Castanedo, en Guanabacoa, tenía una mancha que a todos parecía indeleble. Durante años creció allí un basurero, repleto de escombros y suciedad; los vecinos incluso llegaron a asumirlo como parte del trazado del Consejo Popular Villa 2.
“Constituyó uno de los planteamientos más envejecidos en las rendiciones de cuenta. Hoy vemos crecer nuevas viviendas, y se afianza el orgullo de la comunidad”, asegura Sandra Albelo Medina, presidenta del Consejo Popular Villa 2, donde la ECOA 53 edifica, más que casas, el sueño de la gente.

En cuanto termine de edificar su casita, Wilman Doejo Fernández, instructor de buceo, y especialista principal del Instituto de Investigaciones de Ciencias del Mar, volverá a darle toda su energía a un proyecto científico para estudiantes de diferentes enseñanzas. Foto: David Gómez Ávila

Así ocurre también en Guaicanamar, consejo del municipio de Regla, cuyos habitantes se funden en el quehacer de los constructores. La mayoría –excepciones aparte-, está en la concreta junto a las brigadas, como hacen los hermanos Raumel y Rafael, o también Lidia María Cueto, otrora compañera de los integrantes del contingente Julio Antonio Mella. “Un día vine al policlínico a darme un aerosol y me los encontré; desde entonces les traigo su cafecito, el agua… ¡se vuelven locos cuando me ven llegar!”, afirma.

También en Diez de Octubre brotan, como surtidores, las frases de agradecimiento de las familias, sin dejar de escucharse inconformidades e inquietudes. Quienes las experimentan, no vacilaron en demostrar confianza en las autoridades de la provincia de recorrido por las obras de la recuperación a los municipios afectados. Luis Antonio Torres Iribar, primer secretario del Partido en La Habana, y Reinaldo Rodríguez Zapata, presidente del Gobierno en la capital, interactuaron con las personas y orientaron atender cada caso con la agilidad que se necesita. “Cuando el río suena es por que piedras trae”, sentenció Torres Iríbar.
Este jueves también se apreció el ritmo de trabajo en instalaciones previstas a entregarse por el aniversario 500 de la ciudad, como el centro cultural del municipio de Cerro, radicado en una antigua fábrica de pistones, -Domínguez entre Falgueras y Vista Hermosa-, donde radicará un gran complejo multifuncional para beneficio de la comunidad.
A esta inversión, a cargo del Ministerio de Cultura, también se suma el recinto ferial Línea y 18, excelente espacio para galerías de arte, venta de productos, área de exposiciones, entre otras propuestas. Como parte de las obras figura, además, el Parque de los Próceres Caribeños, precioso escenario que engalanará, aún más, la Quinta Avenida, de Playa.

La doctora Brenda Zayas, en Diez de Octubre, complacida con la actitud de los constructores a cargo de erigir su casa, seriamente afectada por el tornado. Foto: David Gómez Ávila
En Villa 2, municipio de Guanabacoa, deberán entregarse 62 apartamentos hechos con la tecnología china Forsa, de muy rápido avance en cuento a la terminación. Son moldes con una malla interior donde se vierte hormigón. Los primeros doce estarán listos en marzo. Foto: David Gómez Ávila
Del total de afectaciones en La Habana –fueron más de 7 000-, está solucionado el 46 por ciento. Ya están listas las primeras cien viviendas que sufrieron derrumbes totales. Foto: David Gómez Ávila
Para los constructores, sean del lugar que sean, solo hay frases de aliento. Foto: David Gómez Ávila
El Parque de los Próceres caribeños engalanará aun más la Quinta avenida de Playa. Foto: David Gómez Ávila