Las muestras de agradecimiento de los damnificados por el tornado, ante la presencia de las principales autoridades del Estado, el Partido y el Gobierno, en las zonas afectadas, corrobora la confianza del pueblo en las orientaciones del Consejo de Defensa Provincial de La Habana –con el apoyo del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez- para resolver, con la mayor prontitud, la recuperación de las secuelas provocadas por el meteoro en cuatro municipios densamente poblados de la capital.

Reinaldo García Zapata, vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial de La Habana, destacó que se dispone de los recursos como pisos, tasas de servicio sanitario y tanques de agua, puertas y ventanas en los Puntos de Venta, e incluso una considerable cifra de recipientes “colapsables” de 10 litros (se pueden replegar sobre sí) de donación, para ser distribuidos a los damnificados que los requieran, así como un módulo de alimentos que incluye pastas alimenticias, galletas, sal, huevos, sardinas y refrescos instantáneos a precio de costo que será subsidiado por el Gobierno en la provincia.

Foto: Raúl San Miguel

“No subsidiamos productos sino personas, con precios que ayuden a los más necesitados”, insistió el primer secretario del Partido en la ciudad y presidente del Consejo de Defensa Provincial, Luis Antonio Torres Iríbar.

García Zapata, informó que ya se logra descongestionar la afluencia de público a las Oficinas de Trámites (14) y se concentrará el mayor esfuerzo en los Puntos de Venta (12) que se incrementarán con el objetivo de evitar demoras y garantizar darle una rápida solución a los daños parciales en viviendas que provocó el tornado. “Es importante prepararse el fin de semana para habilitar estos Puntos de Venta a los cuales se prevé acudirá una mayor cantidad de personas que ya tienen la ficha técnica certificada en las Oficinas de Trámites”, enfatizó.

“La gran misión es hacer todo cuanto se pueda para que nuestro pueblo pase el menor trabajo en la compra de materiales, por eso hemos reforzado con personal de estiba y montacargas en los Puntos de Venta, además de proveer el transporte de esos materiales que también es complejo”, explicó Torres Iríbar y destacó que el Contingente Blas Roca, hizo un expediente técnico de cada vivienda y los detalles en los cuales está trabajando. “Prácticamente las empresas constructoras o responsables lo hacen con este diseño”.

En el Consejo se informó la contabilización, hasta este viernes, de 5 819 afectaciones en total, 506 derrumbes totales (370 serán asumidos por la vía estatal y 36 por esfuerzo propio), 831 derrumbes parciales y 809 techos totales, así como 1 639 parciales.

Torres Iríbar insistió en terminar de dar solución a los problemas más simples, porque debemos agilizar estas respuestas más complejas como la construcción de viviendas. “Trabajemos porque nuestra gente no demore en tener restablecidos sus necesidades, estamos casi a punto de comenzar las lluvias de primavera en marzo”, sentenció, ante las demandas de materiales que no estén garantizadas por los mecanismos de apoyo establecidos, de los organismos, empresas, constructores y sus responsables.