La Asamblea Nacional de Naciones Unidas (ONU), ha alertado que a pesar de los esfuerzos de la comunidad internacional, el consumo de drogas constituye un grave problema mundial que pone en peligro la seguridad, la salud pública y el bienestar de la Humanidad, en especial de niños y jóvenes. Además de ser una amenaza para la seguridad nacional y la soberanía de los Estados.

El Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas se conmemora el 26 de junio para promover acciones con el objetivo de alcanzar una sociedad internacional libre del abuso de drogas.

El tema para el 2019 es "Salud para la justicia, justicia para la salud", el cual considera a la justicia y la salud como dos caras de la misma moneda para abordar los problemas de las drogas.

Se considera que para lograr una respuesta efectiva se requieren instituciones de justicia penal, salud y servicios sociales, con un carácter inclusivo y responsable, para ofrecer soluciones integrales, en línea con las convenciones internacionales sobre control de drogas, los derechos humanos y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) apoya a los Estados Miembros en la implementación de un enfoque basado en la evidencia y en la salud, así como los derechos humanos y el marco internacional de control de drogas acordado.

Este enfoque implica tratamiento, apoyo y rehabilitación; garantizar el acceso a sustancias controladas para fines médicos; trabajar con agricultores que anteriormente cultivaban cultivos ilícitos de drogas para desarrollar medios de vida sostenibles alternativos para ellos; y establecer marcos legales e institucionales adecuados para el control de drogas mediante el uso de acuerdos internacionales.

¿Qué sucede en Cuba?

Foto: Infomed

Cuba posee una política de Tolerancia Cero, y enfrenta cualquier manifestación de tráfico y consumo de drogas, por lo que fortalece sus mecanismos de cooperación nacional e internacional. La Aduana General de la República (AGR) preserva la seguridad nacional, en la que prioriza la lucha contra todo tipo de contrabando, con particular énfasis en las drogas.

Sin embargo, en lo que va de año, hubo un ligero incremento de los casos de intento de tráfico de drogas. Durante esta etapa también aumentaron los casos para el consumo: 78, con respecto a los 21 correspondientes al período anterior.

La Isla no escapa de este problema mundial, donde hay un aumento sostenido de la producción y el consumo de drogas, la aparición de nuevas sustancias psicoactivas, la legalización del uso de la marihuana con fines médicos y recreativos en varios países, y la diversificación de las rutas de tráfico.

Desde el 2018 y hasta el 2021, la AGR desarrolla un proceso de modernización tecnológica e informática que incluye 74 acciones de cara a la gestión integral y el cruce en frontera. Ese proceso abarca la obtención anticipada de información de pasajeros y tripulantes, el monitoreo en tiempo real en aeropuertos, la creación de aplicaciones (para celulares) para facilitar el predespacho de equipajes y el conocimiento de las normas aduaneras vigentes en la Isla.

Destaca la adquisición de costosos equipamientos de alta tecnología, como un tomógrafo para la detección de explosivos, drogas y otros artículos de contrabando de forma automática, generando imágenes tridimensionales de alta calidad.

Otras de las tecnologías instaladas en las terminales aéreas, portuarias, y puntos de despacho y carga de la Aduana son los Sistemas de inspección de Rayos-X para equipajes y cargas, equipos de inspección intra y extra corporal, y para el monitoreo de líquidos, así como sistemas de escaneo de vehículos adaptados a contenedores aéreos.

Sin embargo, en Cuba se consume droga

A pesar de todos los esfuerzos que se realizan en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas, no se ha podido evitar su consumo por una parte de la población. Por ello, como una forma de ayudar a las personas afectadas, desde el 2002 surgió en la capital la Línea Confidencial Antidrogas (103), la cual se extendió al resto del país al año siguiente.

Esta es asesorada por el Grupo Operativo de Salud Mental y Adicción del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), en la que un grupo de consejeros que incluyen psicólogos, psiquiatras, enfermeros, trabajadores sociales y otros médicos, son preparados en temas como: tipos de drogas, síntomas, tratamientos, entre otros.

A través de llamadas telefónicas los consejeros aclaran las dudas, previenen sobre las consecuencias del consumo de drogas, tanto legales como ilegales, orientan acerca de los lugares donde pueden acudir, según el caso y si se requiere, se brinda ayuda en los hogares.

El abuso de drogas es un problema de salud que afecta a casi todas las comunidades a nivel mundial por lo que se debe apoyar a las personas que la padecen. Es importante su rehabilitación y el apoyo social.

La drogodependencia es una enfermedad que conlleva a serios problemas familiares y sociales como: violencia intrafamiliar, pérdida del hogar, del trabajo, de los valores personales y morales, hasta cometer delitos y crímenes. Además, propicia otras enfermedades relacionadas con el consumo de drogas y los que comparten agujas pueden infectarse con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Es imprescindible que la familia se involucre con sus hijos, que sepan con quien se relacionan, sus deseos, aspiraciones, sueños. No es frenarlos ni encerrarlos en una bola de cristal, aislados del mundo. Lo importante es amarlos, educarlos, orientarlos, conocerlos, respetarse mutuamente, poner límites adecuados y sobre todo ser ejemplo para ellos, para que los consejos sean escuchados, no como un regaño, sino como el camino seguro por la vida.

Referencias
Sitio web de la ONU
Sitio web de Cubadebate (http://www.cubadebate.cu/noticias/2019/06/19/jefe-de-la-aduana-de-cuba-continuaremos-priorizando-la-lucha-contra-el-trafico-de-drogas/)