La importancia de asegurar paulatinamente los recursos necesarios y la capacitación de los profesionales del sector para llevar hasta el sistema primario de Salud la aplicación del Heberferon fue resaltada por Iraldo Bello Rivero, líder del proyecto de investigación del fármaco, que ha desarrollado el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana.
Igualmente, señaló que con este medicamento destinado al tratamiento del cáncer de piel basocelular se obtiene un resultado muy favorable a pesar de ser un tratamiento largo y doloroso. Entre ellos destacan la cura total de lesiones, la reducción de la masa tumoral, la respuesta terapéutica más rápida y la disminución en la aparición de nuevas lesiones.
Entre las resultados de la aplicación de este novedoso fármaco, que también evita complejas cirugías en la zona periocular y sus secuelas, están la mejora la calidad de vida de los pacientes y la estética en la zona afectada, una vez aplicado el tratamiento.
(Con información de Juventud Rebelde)