Angeline con sus padres

... Mirando La Habana