El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, invitó hoy a su similar ruso, Vladimir Putin, a visitar el país caribeño el próximo año, tras referirse al avance en la cooperación estratégica bilateral.

Durante una reunión en el Kremlin, Díaz-Canel Bermúdez, quien resaltó la importancia de esta visita para Cuba, afirmó que trajo saludos fraternales del general de ejército Raúl Castro Ruz. Esta visita ya en calidad de Presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros significa la continuidad de las relaciones entre la revolución cubana y la Federación Rusa, declaró el mandatario cubano.

Su estancia en Cuba hace cuatro años fue un hito importante y un nuevo paso en el desarrollo de las relaciones bilaterales, indicó el estadista cubano, en alusión al viaje de Putin.

Después de eso, hubo una dinámica en el trabajo de la comisión intergubernamental entre nuestros estados, constató.

Hemos logrado avances importantes en varias áreas que son estratégicas para el desarrollo de nuestro país. Nuestras relaciones son de un alto nivel, especialmente, en la esfera política, subrayó.

Putin destacó, por su lado, que esta es la primera visita al extranjero como jefe de estado de Díaz-Canel Bermúdez y la primera en esta condición a la Federación de Rusia.

Al mismo tiempo, el mandatario ruso transmitió sus mejores deseos y un saludo cordial al compañero Raúl Castro.

Las relaciones entre Rusia y Cuba evolucionaron durante décadas y estuvieron marcadas inicialmente por un carácter estratégico especial. Estamos unidos por la amistad, el apoyo y la ayuda mutua, constató Putin.

El mandatario ruso destacó que el crecimiento del intercambio comercial el año pasado fue del 17 por ciento.

Díaz-Canel Bermúdez se reunió esta jornada con los presidentes de la Duma (cámara baja rusa), Viacheslav Volodin, y del Consejo de la Federación, Valentina Matvienko, y con el líder del Partido Comunista de la Federación de Rusia, Guennadi Ziuganov.

La estancia del mandatario cubano en Rusia forma parte de una amplia gira internacional que ya incluyó a Francia y que también prevé visitas oficiales a China, Vietnam, República Popular Democrática de Corea y Laos.