Identidad de la capital

Al alba... Regla
¡Pertenencia, eso es en el buen sentido de la palabra, lo que inspira el paisano! La historia puede ser inamovible pero no hay que acudir a las Actas capitulares para saberlo; aquí se vive algo mayor, cotejando sonrisas o sinsabores, o quizás entre hilvanes de las leyendas de familia, interminables; al terruño le guardan un amor total, como de asiento y abrigo. Ya advertía Martí..."en la tierra propia... qué pena que no se atenúe y cure."

Patriota insigne

Hasta la tropa del león de Oriente, José Maceo, (uno de los más irreductibles jefes de nuestras batallas por la soberanía), fue a dar el reglano Miguel Coyula Llaguno, a hacer Revolución, a hacer Patria.
Brotó de estirpe independentista y en la manigua también aparece como subordinado al general Calixto García, quien lo nomina cuando organiza la Columna Volante de Oriente; juntos participan en la toma de Bayamo.
Coyula, al finalizar la guerra, posee los grados de comandante del Ejército Libertador. Antes fue teniente gobernador del Distrito de Sagua de Tánamo, Mayarí y de Las Tunas; en este último lugar es donde recibe su única herida.
La historia lo recoge entre los valientes, luego de combates que sorteó en Sabana de Becerra, Yareyal, Crucero del Macío y Aguacate. Intervino en la Invasión hacia Occidente.
Hay un antecedente de familia, además, muy señalado: su tío, Pedro Coyula, mantuvo vínculos de amistad con José Martí, con quien estuvo preso en la cárcel de La Habana.
Se dice que desde muy joven experimentaba cierta vocación por el periodismo y la pudo mostrar, en la misma campiña, a través de colaboraciones que envió, con cierta frecuencia, a El Cubano Libre.



A Regla le cabe el orgullo de abrigarlo entre sus mejores hijos; este mambí le nació el 11 de junio de 1876 y murió el 23 de noviembre de 1948.
En el primer aniversario de su fallecimiento quedó escrito:
"Así actuó desde que, siendo todavía un adolescente, se lanzó a los campos de batalla para combatir por la independencia de su pueblo, hasta el final de su vida, en que conservaba todavía enhiestos y vibrantes los grandes ideales de su juventud. Se explica de tal modo que no sintiera dudas ni cansancio ni que decayese, en ningún momento, la fe en su pueblo...Miguel Coyula señalaba la gran cura salvadora: la perseverancia en el esfuerzo creador, siguiendo la magnífica lección de los fundadores".


Símbolos Monumento Memorial en la Colina Lenin

¡Qué tan proletarios los rincones de Regla (desde el Embarcadero o emboque como prefieren denominarle sus residentes, hasta esa calle que da por terminado el anillo del Puerto!
Evocación perenne al "Gran ciudadano del mundo", Vladimir Ilich Lenin, constituye esta zona, la más alta de la localidad, algo así como un balcón desde donde se divisa buena parte del entorno capitalino.
Levántase en la colina el primer Monumento erigido fuera de Rusia al líder indiscutible de la Revolución Socialista de Octubre.


Oportunamente, el 24 de enero de 1924, el alcalde municipal entonces, Antonio Bosch y Martínez, dictó un decreto para dejar sembrado allí un olivo, en homenaje a Lenin. Desde ese minuto representó un sitio de convocatorias obreras, ¡todo un símbolo!



Patriotas
Representativos

José Martí Pérez (El 8 de febrero de 1879 el Apóstol de nuestra independencia pronuncia un discurso en la inauguración del Liceo Artístico y Literario de la localidad. Como es conocido la junta directiva de la institución cultural le expide el certificado de miembro el 30 de enero del propio año); Eduardo Facciolo, Juan Bellido de Luna, Federico Mendizábal Alemán, Andrés Clark y Mascaró (guerras de independencia); Alberto Álvarez Díaz, Onelio Dampiel Rodríguez, Reinaldo Cruz Romeu, Leonardo Valdés Suárez (mártires de la lucha clandestina del 12 de septiembre).

Más