Fidel y otros expedicionarios del Granma, durante la última travesía del yate, en 1974. Foto: Fonseca y Cortesía del entrevistado