La Habana se acerca a sus primeros 500 años de existencia y en el empeño de celebrar por todo lo alto tan importante cumpleaños son múltiples las obras que en ella se ejecutan. Chequear de forma sistemática el avance de cada una de ellas y exigir por la calidad de cuanto allí se hace es la tónica de las autoridades del Partido y el Gobierno en la capital.

Foto: Oscar Alvarez Delgado

Cumpliendo con tal propósito, Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en La Habana, y Reinaldo García Zapata, Presidente de la Asamblea Provincial del Poder popular en la capital, visitaron este miércoles cuatro de las obras en ejecución.

PARQUE ECOLÓGICO MONTE BARRETO

El primero de los sitios visitados fue el Parque Ecológico Monte Barreto, donde se realiza una inversión que incluye la creación de tres ranchones, de los cuales el tercero, al momento de nuestra visita, se encontraba en el proceso de estacado del área de trabajo. Los encargados de la ejecución son los trabajadores de la Empresa Agroforestal Habana.

Foto: Oscar Alvarez Delgado

En cuanto a la siembra de nuevos arbolados, es necesario esperar que comience la primavera, debido a que las condiciones del terreno, que es de cascajo, exigen de un alto nivel de humedad para esa actividad. El tema de la cerca perimetral es el más complicado de todos, en cuanto a la instalación de la WiFi, pues la misma está pendiente de montaje, así como el parque infantil rústico, que se exigió sea realizado con calidad.

Allí Torres Iríbar y García Zapata criticaron los atrasos que presenta el proceso constructivo y llamaron a los encargados de la obra a no temer pedir ayuda de ser necesario, recordando que está previsto concluirla para el inicio del verano. Torres Iríbar recordó que el 30 de junio, es la fecha prevista para la inauguraciónde esa obra, la cual se realiza en saludo al 26 de julio. Igualmente insistió en la cultura del detalle, al llamar a la decoración de los ranchones, para que el pueblo se sienta en un ambiente agradable.

JARDINES DE LA TROPICAL

Foto: Oscar Alvarez Delgado

En los Jardines de la tropical un grupo de trabajadores labora de forma intensa con el fin de terminarla restauración de las instalaciones, para lo cual el mayor reto es mantener el diseño original.

El tema de la restauración, según informaron los constructores, depende de la llegada esta semana de los andamios. El Presidente del poder Popular en la capital fue enfático al reclamar mayor accionar de las empresas que toman parte en la obra (UEB Bacuranao, como constructor; Gran Parque Metropolitano, como inversionista; y Atrio, en la restauración), para cumplir con la fecha de entrega, en saludo al aniversario de la ciudad.

PARQUE FORESTAL

Foto: Oscar Alvarez Delgado

La visita al Parque Forestal del gran Parque Metropolitano de La Habana mostró una cara distinta. Allí se podían ver a los hombres trabajando en la chapea de las áreas verdes, levantando paredes y trabajando en el techado rústico.

Se trata de una obra que permitirá convertir ese sitio en un complejo recreativo para el disfrute de los visitantes, quienes podrán disfrutar allí de ranchones, parrilladas, un aula ecológica, parque recreativo, un área WiFi y una de deportes extremos. El mayor reto se encuentra en el cercado perimetral, de cuatro kilómetros, imprescindible para preservar la seguridad de la inversión.

Una buena noticia es la futura instalación de dinosaurios en el Parque, los cuales van a permanecer allí de forma permanente. Iríbar llamó a buscar soluciones a los problemas que se presenten, como es el tema del hormigón, el cual pudiera, de ser necesario, hacerse en la propia obra.

RANCHÓN DE LA CALLE G

La última parada del recorrido fue en la remodelación del Ranchón de la Calle G, La giraldilla, un lugar céntrico que se encuentra en las etapas finales de ejecución, la cual debe concluir en el mes de mayo. Allí los mayores retos están en la culminación de la cerca perimetral, a lo cual se suman los puntos de ventas de plantas ornamentales y el parque infantil.

Se trata de un lugar casi idílico, situado en un área céntrica donde el visitante, apenas entrar, se podrá sentir transportado a otro ambiente y donde los menores tendrán un lugar seguro para disfrutar. Allí la mayoría de los objetos de obra se encuentran terminados y se prevén varias ofertas culturales que serán del agrado de la familia.