Este viernes, Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en La Habana y Reinaldo García Zapata, Presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, revisaron la marcha de obras en varios municipios de la capital.

Foto: Oscar Álvarez

El primer sitio visitado en esta oportunidad fue la Subestación Eléctrica de Tallapiedra, en La Habana Vieja. Allí, José Antonio García, Director de Inversiones de la Empresa Eléctrica de La Habana, explicó que ellos atienden a más de 100 mil clientes pertenecientes a los municipios de Centro Habana, La Habana Vieja, parte de Plaza de la Revolución y del Cerro.

Igualmente, explicó los cambios realizados en la ciudad con motivo de la revolución energética en las subestaciones existentes en la provincia, así como las nuevas que se han construido y otras en vías de construcción. Sobre la sustitución del alumbrado en 50 vías principales de la capital, refirió, es un trabajo iniciado hace más de un mes con la sustitución de las lámparas existentes por otras de tecnología LED, proceso que continuará hasta llegar a las 12 000 unidades.

Foto: Oscar Álvarez

Además, como parte del aniversario 500, la Empresa de servicios comunales tiene la responsabilidad de iluminar 50 parques, y en ese empeño cuentan con el apoyo de la Empresa Eléctrica, encargada de garantizar que el servicio llegue con la calidad requerida a todos esos lugares.

UN MUSEO DIFERENTE

En la antigua Estación de Cristina, el ajetreo de decenas de constructores llama la atención de cuantos por allí transitan. Y no es para menos, esos hombres y mujeres están empeñados en rescatar la vetusta instalación, para convertirla en el Museo del Ferrocarril.

Foto: Oscar Álvarez

En medio del ajetreo típico de una obra de gran envergadura y complejidad, donde es necesario respetar la arquitectura original al tiempo que se le da nueva vida a la instalación, Teresita Sosa Vázquez, jefa del Departamento de Inversiones de San Isidro, perteneciente a la Oficina del historiador, explicó que la instalación contará, entre otros atractivos, con una sala de maquetas y varias locomotoras de larga data, tal como es el caso de La Junta, la más antigua de Cuba y una de las más antiguas que se conservan en el mundo, e incluso, la que conserva más piezas originales entre las de su tipo. En el resto de los andenes se encontrarán locomotoras con valor patrimonial.

Foto: Oscar Álvarez