El Habanero ausente

Banner El Habanero ausente

La dama y el caballero gris

“Mi caballero gris se esfuerza por mantenerme siempre joven; logra que los que me conocen o aquellos que vienen a mí por primera vez destaquen mi atractivo y conozcan los misterios de mi historia. Pero él solo no puede, se agota en el intento de que todos imitan sus intenciones y sigan sus pasos”

Todo y nada, nada y todo

La señora de aproximadamente 50 años, o menos, teniendo en cuenta su estilo de vida y sin conocer su historia, no temió al lente de la cámara, menos a que me acercara con cautela, persiguiendo mis deseos de tener su figura guardada en mi computador

Un puente necesario

Caminarla siempre nos sorprende porque resulta difícil evadir ese enorme pulsar de vida que nos atrapa y devuelve –una y otra vez- con una mirada diferente, a veces inquieta, otras reflexiva, íntima o pública

[impreso]