Las prioridades de trabajo para la agricultura habanera, los avances en la recuperación de instalaciones y sistemas semiprotegidos, el funcionamiento, rescate y perspectivas de las minindustrias,  fueron algunos de los asuntos analizados durante un recorrido por áreas agrícolas habanera del ministro del sector, Gustavo Rodríguez Rollero, junto a directivos del sector en la capital, el pasado 30 de diciembre.

“La Habana tiene dos grandes tareas: utilizar al máximo la tierra en la producción de hortalizas y frutales y recuperar la ganadería de la Empresa Agropecuaria Bacuaranao, esos son los retos más importantes del sistema de la agricultura productivo de la ciudad, de la Delegación Provincial de la Agricultura con sus empresas y cooperativas”, declaró a Tribuna de La Habana.

Según dijo, después que haya la máxima producción de hortalizas y frutales, el sistema tiene otro desafío: seguir perfeccionando lo que se viene haciendo en la comercialización de productos agrícolas, sobre todo el trabajo en los mercados, la mejor calidad de los productos en los mercados, ahora con  la creación de una empresa subordinada a la Unión Nacional de Acopio para asumir una parte de la comercialización en La Habana.

En la UEB Primero de Mayo, en el Cotorro, se requiere acelerar el mejoramiento del sustrato. Foto: Raquel Sierra

Se está trabajando en todo eso pero, en el 2019, hay que darle más velocidad, concretar un poco más las inversiones, así como en el desarrollo de la minindustria, que cierra muy bien el sistema agroindustrial. Además,  dentro de sus funciones estatales, tiene otras tareas como fortalecer el trabajo de laboratorios de diagnóstico que estamos recuperando, toda la situación existente con otras empresas del sistema de la agricultura ubicadas en La Habana, destacó.

El ministro recorrió áreas productivas de la Unidad Empresarial de Base Primero de Mayo, ubicada en el Cotorro, perteneciente a la Empresa Agropecuaria Habana. La UEB tiene 169,4 hectáreas, de ellas 102,5 son productivas, 21,5 destinadas a organopónicos, y 81 a las fincas de tierra, con un rendimiento promedio en cantero de organopónico de 17,5 kilogramos por metro cuadrado al año.

Rodríguez Rollero se interesó por el estado de la  infraestructura para los cultivos semiprotegidos, enfatizó en la necesidad de completar la materia orgánica que necesitan los canteros y de, una vez llegados al país los recursos, recuperar las 60 hectáreas de ese sistema existentes en la ciudad, toda vez que el país no dispone de recursos para crear nuevos espacios de esa naturaleza. A su vez, llamó a incrementar la eficiencia y los rendimientos para lograr mayor disponibilidad de alimentos.

La producción y aplicación de tabaquina, un bioplaguicida, permite mantener a raya las plagas. Foto: Raquel Sierra

La producción y aplicación de tabaquina, un bioplaguicida, permite mantener a raya las plagas

Igualmente,  la comitiva indagó acerca de la producción de tabaquina, a partir de subproductos de la industria tabacalera.  Según explicóRoybel Hernández Milán, administrador del Centro de Reproducción de Entomófagos y Entomopatógenos (CREE), se trata de un insecticida biológico elaborado a partir del desecho del tabaco, muy efectivo en la eliminación de lepidópteros y la mosca blanca, entre otros.

Por la importancia del CREE en la lucha contra las plagas, el ministro de la Agricultura llamó a concluir la reparación con todos los parámetros de bioseguridad que se exigen en este tipo de instalación.

Con los equipos en plaza, completar la obra civil es prioridad para el CREE del Cotorro. Foto: Raquel Sierra

Con los equipos en plaza, completar la obra civil es prioridad para el CREE del Cotorro.

La Ignacita, un modelo

En la minindustria La Ignacita, de la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Manolito Domínguez, en San Miguel del Padrón, se profundizó en los orígenes de este centro que produce hoy variedad de productos en conserva en diferentes formatos, con gran aceptación en los puntos de venta que abastecen.

El productor Luis Enrique Vivanco explicó acerca de los equipos adquiridos mediante el  Proyecto de Apoyo a la Agricultura Sostenible (PAAS), que se incrementarán en una segunda fase, por los favorables resultados obtenidos por la moderna mini planta, que procesa no solo las frutas y vegetales de esta finca y otras de la CCS, sino también de varias unidades productivas de tros sectores. 

En La Ignacita, en San Miguel del Padrón, producen conservas de frutas y vegetales. Los zumos de limón y naranja agria son de excelente calidad. Foto: Raquel Sierra

Por la necesidad de garantizar la calidad, Rodríguez Rollero se refirió a la necesidad decrear, en esa segunda fase,   un pequeño laboratorio que permita certificar parámetros esenciales como porciento de sólidos y acidez, un concepto que debe extenderse en el resto de las mini industrias de la ciudad.

Según explicó Esmeregildo Martínez Báez, delegado de la Agricultura en el territorio, en la ciudad se encuentran funcionando 19 de las 33 pequeñas industrias de procesamiento de vegetales y frutas, como parte de un programa que permite diversificar las  producciones y dirigirlas hacia los mercados agropecuarios y otras redes.

En la mini industria Organ, de la Empresa Agropecuaria Metropolitana, el ministro de la agricultura orientó completar a la mayor brevedad el equipamiento necesario para su puesta en marcha, que debe entregar la empresa metalmecánica Varona, así como introducir diferentes formatos para la comercialización de los productos, de manera que se logre mayor valor agregado.  

Al no estar completo el equipamiento, la mini industria Organno puede aprovechar la zafra del tomate.. Foto: Raquel Sierra

Tema obligado

El aporte del sector agropecuario a la ciudad al aniversario 500 de La Habana es un tópico ineludible.

Al respecto, Gustavo Rodríguez Rollero señaló que existe un programa de más de 130 tareas elaborado por la Delegación de la Agricultura, al que se le agregó la terminación de la planta de bioplaguicidas que se construye en Labiofam, en Boyeros.

“Se trata de una gran obra de infraestructura que ha costado más de 50 millones de pesos y queremos sacar para el aniversario 500”, precisó.