Jorge Rodríguez, vicepresidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores (Anec) Foto: Raúl San Miguel

La contribución de economistas y contadores en la economía de La Habana, define la herramienta de control imprescindible para el encausamiento de los planes de cualquier empresa de producciones de bienes y servicios, tanto en las estructura de dirección de entidades estatales o de trabajadores por cuenta propia, asociados en las diferentes formas gestión cooperativa.

Jorge Rodríguez, vicepresidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores (Anec), en la capital, accedió al diálogo con Tribuna de La Habana, en el cual especifica cuestiones relacionadas con el trabajo que se inició el pasado mes de junio como parte del proceso orgánico para desarrollar el Congreso previsto entre el 12 y el 14 de junio próximo.

“La Habana tiene el 20% de los afiliados a la ANEC de todo el país. Hablamos de más de 1 080 secciones de base. Las cuales agrupan a más de 17 000 miembros, los cuales –en sus aportes de conocimientos adquiridos por la experiencia y la especialización- tienen un peso invaluable en la estructura de la organización, porque de su labor dependen muchos de los resultados que necesitamos alcanzar en función de una economía sustentable y sostenible, en todos los sectores.

“Las asambleas de las secciones de base se iniciaron desde el pasado 1 de junio y ya han concluido prácticamente en el territorio habanero. Los temas se han discutido con propuestas de centros de investigación como el Instituto Nacional de Investigaciones Económicas, Centro de Estudios de la Economía Cubana, Centro de Investigaciones de la Economía Mundial, Centro de Investigaciones de la Economía Internacional.

“Seleccionamos un grupo de temas con referencia de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, así como los ejes temáticos y sectores prioritarios de las bases del Plan de Desarrollo hasta el 20130.

“Consideramos que los Consejos Ejecutivos de la Anec, en cada municipio, tendrán en cuenta los de mayor incidencia en el desarrollo económico y social de su territorio y tengan en cuenta las sugerencias de soluciones que servirán de base al Congreso.

“Nos referimos al papel de las diferentes formas de propiedad y gestión contenidas en la conceptualización del Modelo Económico Cubano, teniendo en cuenta la importancia de la empresa estatal socialista en la actualización de este Modelo. Incluimos, para el avance de sectores productivos de la economía, la necesidad de no realizar producciones que no tengan en cuenta la Planificación a todos los niveles y sectores.

“Fomentar las exportaciones, sustituir importaciones, la cooperación internacional e inversión extranjera directa. De igual forma la estrategia de Desarrollo Local debe partir de la base de iniciativas que tengan en cuenta particularidades y especificidades de estos lugares que potencien la generación, funcionamiento y eficiencia de las minindustrias. Por supuesto, incrementar la calidad de los servicios.

“Debemos garantizar la correcta utilización del presupuesto del Estado, y por consiguiente la exigencia del pago de tributo y estimular la gestión eficaz en las inversiones que impliquen la gestión del gasto público. Es conveniente enfatizar el fortalecimiento de la Contabilidad y del Sistema de Control Interno, ambos como herramientas de la administración. En este sentido no concebimos el funcionamiento de una entidad, de cualquier tipo, sin la implementación de un Sistema de costos e incapaz de enfrentar las ilegalidades y manifestaciones de corrupción, por consecuencia de vulnerabilidades en sus estructuras de dirección y control.

Mucho se habla del saneamiento de las finanzas, pero resulta un concepto cíclico si tenemos en cuenta la repetición de los errores y tendencias negativas con el aumento de las evasiones fiscales, las deudas por pagar o cobrar, así como la existencia de estructuras empresariales donde prácticamente las producciones no tienen una realización en el mercado, o sea nacen obsoletas. ¿Cuál es su opinión al respecto?

“Debemos tener en cuenta que el movimiento de las finanzas en el sector estatal, implica muchos factores entre los cuales el perfeccionamiento del sistema debe parecerse a los propósitos y objetivos de una entidad productora de bienes o servicios. En este sentido se complejiza a partir de las variables de inversiones aprobadas y otras que pueden ser insertadas como algunas que se debaten en el Proyecto de Reforma Constitucional. De ahí que debemos tener en cuenta la importancia del salario en correspondencia con la productividad y la adecuación de los sistemas de pago a los trabajadores.

¿Cuáles han sido los aportes visibles de los proyectos científicos de la Anec?

“Primeramente debemos tener en cuenta que existen diagnósticos y estudios que transversalizan casi todos los problemas estructurales de la economía cubana, y en este caso nos referimos a La Habana, por su fuerte posición como uno de los ejes para el desarrollo de todo el país.

“Consideramos que estos aportes se fundamentan como herramientas básicas y fuente de información para los decisores de las políticas de desarrollo económico y social en todos los niveles de la administración pública. Muchas de estas aplicaciones que se realizan hoy, para el desarrollo de sectores priorizados por su gran peso en la economía, son resultado de estas propuestas formuladas no de ahora mismo sino de años atrás, pero con plena vigencia de funcionalidad y en correspondencia con los requerimientos actuales. Puedo agregar que los economistas y contadores señalan cuál es el camino y las vías más adecuadas para llegar a resultados concretos en el orden económico”.

Muchas veces la relación entre la decisión de aplicar una propuesta o dejarla engavetada se convierte en una disyuntiva debido a que algunos decisores en sus respectivos niveles de dirección empresarial soslayan las propuestas de los economistas y contadores. ¿Cuál es su criterio?

“Es cierto. Comparto ese criterio y lo percibo. Un tema muy discutido y, en lo personal lo confirmo luego de haber participado en más de 20 reuniones de balance de las secciones de base. Esa posición esquemática es uno de los obstáculos para el avance de cualquier proyecto. Es lo que obstaculiza la funcionalidad en algunas entidades, específicamente  cuando las orientaciones erróneas, entorpecen la llamada autonomía empresarial; porque no se deben poner “fijadores externos” al desempeño de la actividad empresarial.

“Somos conscientes de la necesidad  de establecer políticas en función del desarrollo y respetar las indicaciones, regulaciones y orientaciones del nivel ministerial, por ejemplo, pero también debemos tener en cuenta que el precepto constitucional –donde todos construimos la nación que deseamos- habla de una mayor autonomía a las empresas.

“En la medida que se concrete, se posibilite, va a contribuir al crecimiento y al desarrollo económico que no son la misma cosa. Se puede crecer económicamente y no mostrar un desarrollo. Se debe tener claro hacia dónde es el desarrollo, invertir más y de manera planificada. Se debe tener claro esos términos. Muchos economistas tienen estudios sobre estos aspectos.

Algunos directivos desconocen este papel y les impide realizar una proyección adecuada hacia el desarrollo y el crecimiento de la empresa como unidad productiva de bienes o servicios. ¿Cómo valoran este aspecto?

“El análisis realizado en las reuniones de base –no es un tema nuevo, sino previo al VIII Congreso de la ANEC, donde se venía planteando, en muchos casos- muestra la descapitalización de especialistas y técnicos en las áreas de contabilidad de las entidades estatales. Es decir En ocasiones, esa validación, por decirlo de alguna manera, del papel de estos profesionales, es obviada por los empresarios al no crearles las condiciones imprescindibles y necesarias de equipos y tecnología de informatización.

“En otros casos, no disponen de locales adecuados y mejores condiciones de trabajo. Ocurre que las personas preparadas, en estas disciplinas, emigran a sectores emergentes o se convierten en tenedores de libros de trabajadores por cuenta propia. Eso incide y limita las estructuras de trabajo de la empresa estatal socialista donde labora la mayor cantidad de personas. La empresa estatal socialista, deber revitalizarse, capitalizarse.

“¿Cómo garantizar empleo a ese potencial de recursos humanos? No tiene otra alternativa, la empresa estatal socialista, que fortalecerse, ser autónoma, mostrar sus capacidades para ser eficiente, iniciar procesos vinculados a determinada inversión, establecer vínculos de cooperación con otras entidades tanto estatales u otras de las nuevas figuras que aparecen: mixtas, cooperativas, etc. Incluso, de importación y exportación de bienes y servicios. “Debemos asegurar la prevalencia y referencia de un mercado hacia el interior del país, pero eso implica buscar capitales y generar ingresos importantes para nuevas inversiones”.

Hablamos de cambiar la mentalidad como un paso impostergable...

“Cambiar la mentalidad implica tomar decisiones en equipo.  Necesitamos el liderazgo a nivel de empresas, de unidades presupuestadas, que marquen la pauta de hacia dónde tenemos la posibilidad de crecer. Es cierto que tenemos muchas limitaciones pero muchas veces las inversiones, otras que no se concluyen o llevan a término con el consiguiente gasto. En otros, cuando se termina una obra, no aprovechamos los encadenamientos de valor interno que buscamos o priorizamos al estimular la capitalización a partir de ingresos foráneos”.

La Habana una provincia de las más industrializadas histórica y tradicionalmente… ¿Cómo contribuir a sanear las finanzas internas y el pago del tributo?

“En la Asamblea de la Oficina Nacional de Estadísticas, se demostraron cuántas prácticas erróneas se fundamentan en la subjetividad. Nos acostumbramos a no tener en cuenta la importancia del pago del tributo, del pago al fisco como un deber que implica también beneficios desde el punto de vista social. Es algo que corresponde exigir tanto a las personas jurídicas como naturales. Ya sabemos lo que significa el destino del 1% de los ingresos en los territorios porque comenzamos a decirla a la gente dónde se invierte. De ahí que las cooperativas agropecuarias o no agropecuarias, el sector privado, el estatal, la empresa mixta, todos tenemos un espacio y cada cual debe aportar.

“Un estado interesado en redistribuir de la mejor manera los in-gresos por concepto de tributos, debe ser compensado en sus pro-gramas y planes por todos sus ciudadanos, con una equidad en la adquisición del derecho a la retribución”.

¿Diferencias en la ANEC en su proyección actual?

“Estamos realizando estudios sobre la actualización del Modelo Económico Cubano para convertirlos en herramientas que deben ser tomadas como referentes por los decisores de políticas de gestión económica. Se ha profundizado en el estudio de estos problemas complejos. En este y otras asuntos trabajamos”.