Las posturas en cepellón resultan una garantía para mejores cosechas.