Cuba está obligada a mostrar su mejor juego en cada salida.