Traspasar las cinco décadas es tiempo más que suficiente para inscribir en la memoria, y mejor aún si el trayecto engrandece los valores de una comunidad, de la sociedad y de todo un país.

Eso ha hecho precisamente el Museo Nacional de Artes Decorativas (MNAD) -ubicado en 17 entre D y E, en el Vedado habanero-, donde el 24 de julio festejarán los 55 años de abrirse al público la otrora casa de la Condesa consorte de Revilla de Camargo, dedicados a exhibir y comunicar su patrimonio, puesto al servicio de la educación y la cultura popular, como dijera su director Juan Manuel González Rondón.

Cerámica China, Dinastía Tang (618-907). La pieza más antigua de la colección del Museo de Artes Decorativas Foto: Yosvanis Fornaris

Con motivo de la fecha, y muy a tono con las opciones de verano, tendrá lugar la reapertura del salón oriental, gracias al nuevo montaje museográfico, más contemporáneo, a cargo del master en ciencias Yosvanis Fornaris. Contempla una selección ampliada de la colección de marfiles de Japón y China, fundamentalmente; también por primera vez estarán a la vista abanicos chinos, la mayoría pertenecientes a la colección de Dulce María Loynaz, y una pieza de cerámica de la dinastía Tang, considerada la más antigua del museo, así como lo mejor de la colección de piedras semipreciosas de origen asiático, entre otros atractivos.

Para reverenciar los 500 años de La Habana y el nacimiento de este museo encargado de la rectoría metodológica de otros 11 ubicados en varias provincias cubanas, quedará inaugurada también la exposición Remembranzas Habaneras, cuya curaduría, a cargo de Gustavo López, nos permitirá admirar 50 piezas que abarcan loza inglesa, frascos de farmacia, vajillas y demás utensilios.

Sello especial tiene la programación de verano, con momentos dedicados al taller de bonsái, al de la loza inglesa en La Habana, dirigido a niños y niñas, con sesiones previstas el 7, 14, 21 y 28 de agosto, a partir de las diez de la mañana.

Botella de Rape, una de las piezas nuevas para el salón de arte oriental Foto: Yosvanis Fornaris

En estas vacaciones tampoco faltarán cursos y conferencias sobre mitología grecolatina, la esencia de las artes decorativas, el mejoramiento de la calidad de vida, la porcelana china… Igualmente, y como nota siempre atractiva, están las peñas de música y demás propuestas.

Tras felicitar a su colectivo, la vicepresidenta de Museos en el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, Sonia Pérez, dijo que se trata este de un sitio fascinante, donde siempre hay algo que decir, ver y descubrir entre sus colecciones, objetos y obras.

De enero a la fecha han accedido al museo unos 5 900 visitantes entre cubanos y extranjeros, deseosos de adentrarse en un inmueble que durante 55 años ha sabido custodiar fielmente un tesoro, y nos hace disfrutar del arte y sus estilos.

PROGRAMACION HABITUAL (a partir de las 4:00 p.m.)
Peña a bolero puro, con Rafael Espín, primer viernes de cada mes.
Peña De todo corazón con Zunilda Remigio y sus invitados Primer sábado de cada mes-
Peña con Maureen Iznaga y sus invitados. Segundo viernes de cada mes.
Peña con Rosalía Arnáez y sus invitados. Segundo sábado de cada mes.
Peña Voces, coros y cantorías. Tercer viernes de cada mes.
Peña Habaneando, con Havana Voice. Cuarto viernes de cada mes.
Peña Lo que me queda por vivir, con Gloria Lis y sus invitados. Último miércoles de cada mes.