Culmina este domingo en La Habana el evento cultural Arroz con mango que tomó como sede principal a la Alianza Francesa ubicada en el Paseo del Prado, en el municipio de La Habana Vieja. Como parte de las acciones que se realizan en la celebración del mes de la cultura francesa, el público capitalino pudo disfrutar de muestras, conciertos y otras opciones.

Tuvo, además, un espacio la cata de vinos con la presentación de dos casas de productoras de espumosos. La danza abrió la jornada con el estreno en Cuba de Edén, coreografía de Susana Pous y Mi compañía. La pieza relata la primera relación entre el ser y la figura divina, como lo moldeo hasta hacerlo quien es. Luego, cual ciclo interminable aparece la mujer para recomenzar la labor y continuar la creación. Esta coreografía abrirá la próxima edición del Festival de Cine de Gibara según contó en exclusiva a Tribuna de La Habana su creadora Susana Pous.

Las artes plásticas tuvieron sus mejores galas con dos muestras fotográficas: La danza de las divinidades de los sumos, del fotógrafo Philipe Marining, que consta con una serie que caracteriza este deporte oriental. Así también la muestra titulada Los de arriba y los de abajo, por Antoine Dumont y Xavier D'Arthuys, retrata dos estilos de vida opuestos. La riqueza y la pobreza desde la arquitectura y la cultura de un país.

Marcos Sagaert director general Alianza Francesa de Cuba nos contó cómo esta primera edición pretende abrir una nueva opción y puente entre Cuba y Francia. Mediante la obra y la interacción de los artistas con sus públicos se crea el diálogo más sincero y directo posible. Este evento sirvió además para disfrutar de una variada cartelera que mezcló arte y cultura de ambos países cual buen Arroz con mango.