La más grande exponente y hacedora de nuestro Ballet, la prima ballerina assoluta Alicia Alonso cumplió sus 98 años de vida. Para celebrar esta fecha varios artistas dedicaron homenajes desde sus obras a la bailarina y coreógrafa. Esta vez las artes plásticas y la poesía, que tanto reflejan la esencia de la Isla, encarnan el espíritu de la danza.

Ya se encuentra a disposición del público capitalino la muestra Divas, del pintor José Miguel Pérez, en la sala Monográfica Zoom del Gran Teatro de La Habana. La exposición, compuesta por 10 piezas, recrea la magia que Alicia dejó impregnada en las tablas con su arte.

Por su parte, Jesús Lara Sotelo presentó el poemario Alicia y la elección de fe en el Centro de Documentación del mismo teatro; edición que el propio Sotelo ilustró desde su obra pictórica con escenas en las que participara la prima ballerina durante la última década. En las páginas del ejemplar podemos apreciar una mujer divina, producto de sortilegios y su amor por el ballet.

Todo lo anterior se sumó como parte de una oda a la vida, un tributo dedicado por estos artistas en el aniversario de Alicia, merecido festejo que también se refleja en las conmemoraciones de los 70 años del Ballet Nacional de Cuba. Esta compañía creada por esta extraordinaria mujer y los hermanos Fernando y Alberto Alonso, en 1948, es hoy puntera y referente mundial de la danza.