Regresan encarnados de arte espectros de luz para cazar los miedos y desterrar cada bajo sentimiento del alma humana. Una mujer, su ímpetu de libertad y justicia; una historia que es contada con la pasión de quien abre los ojos por vez primera bajo el mar y descubre un mundo totalmente nuevo.

El vacío en las palabras llega desde la premisa investigativa que caracteriza a Ludi Teatro y la exquisita dirección de Miguel Abreu. Con la intrépida dramaturgia de Maikel Rodríguez de la Cruz quien usando como pretexto el recurso del teatro dentro del teatro le dio voz a Irena Sendler, la madre de los niños del holocausto para recrear algunos de los pasajes en la vida de esta heroína.

No pretende deslumbrar con efectismos, basa su narrativa en una caracterización minimalista del espacio y las situaciones. Adquiere tonos realistas sin perder una teatralidad magnífica y necesaria para llevar a términos el mensaje de lucha e igualdad.

Se unen diseño, musicalidad e imagen en movimiento para completar el discurso de una puesta única. Nos traslada el vestuario creado por Celia Ledón quien regala a esta fémina otra piel para cubrir su ternura. Así también la escenografía, ideada por Miguel Abreu, logra que toda la pieza respire un poco del espíritu requerido por la época. Luz y sombras transforman el espacio en una calle desierta, una habitación de hotel, o cualquiera de los lugares que pisó Irena.

Predomina la profunda actuación de Giselle González quien se despoja de modismos para crear una impresión realista y sensible de “el ángel del Gueto de Varsovia”. La actriz desarrolla los conflictos de su personaje en soledad, transita por cada pasaje vital cual remembranza, apropiándose de sensaciones y sentimientos. Su voz, elementos audiovisuales y pequeños cambios de vestuario le sirven como apoyo dramático para involucrarnos en la acción dramática.
El vacío en las palabras resulta una obra llena de amor por la vida y un alto sentido de justicia. Nos recuerda la necesidad de valorar a los seres humanos más allá de raza, religión e ideología. Dedicada al centenario del renacimiento del estado polaco y en el marco de la 7ma. Semana de Teatro Polaco continuará en cartelera en la sede del grupo los fines de semana del presente mes de noviembre para el disfrute del público capitalino.