Problemas subjetivos, oferta insuficiente y déficit de personal se encuentran entre las principales dificultades detectadas por una fiscalización y control al transporte público presentada este lunes durante los debates de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Ricardo Cabrisas, Vicepresidente del Consejo de Ministros, encabezó la sesión de la Comisión de Atención a los Servicios, protagonizada por las numerosas intervenciones de los parlamentarios, en el Palacio de Convenciones.

Daisy Reinoso, diputada por Los Palacios, en Pinar del Río, criticó el cobro excesivo de los porteadores privados y las malas condiciones de las terminales.

Foto: Marcelino Vázquez

Hay que aplicar la máxima de “pensar como país”, señaló Reinoso, en referencia a las actitudes que no aportan al progreso y al bienestar.
José Castellanos, del municipio habanero de La Lisa, enfatizó la importancia de las inversiones desarrolladas por el Estado, pero que en algunos estas mejorías no se cuidan.

Castellanos destacó, además, el déficit de choferes, cuestión que afecta la programación de las rutas y que detiene carros listos para funcionar.

Marilín Miranda, de Las Tunas, subrayó que se puede hacer más con lo que se tiene, pero se necesita mayor organización y fiscalización.

Parlamentarios de diversas provincias se refirieron a temas como las violaciones de precio, el descuido de los medios, el maltrato, la inercia y las deficientes condiciones de las terminales y paradas.

La fiscalización y control al transporte público, efectuada durante seis meses en 119 municipios, constató, entre otras situaciones, la poca disponibilidad técnica y la no correspondencia entre calidad y precio.

Foto: Marcelino Vázquez

El plan se cumplió al 95%, pero el problema es mayor, pues la demanda es superior a la oferta.

La Comisión de Atención a los Servicios sesionará hasta el próximo miércoles 10 y en su agenda de discusiones tiene previsto además el análisis de la calidad de los servicios en el turismo, el control y fiscalización a todo lo relacionado con la canasta familiar normada, y el estado del comercio y gobierno electrónicos.

De acuerdo con el sitio web del Parlamento cubano, las comisiones de trabajo tienen como funciones, auxiliar a la Asamblea Nacional y al Consejo de Estado en la más alta fiscalización de los órganos del Estado y del Gobierno, elaborar proyectos de leyes y acuerdos, dictaminar sobre los asuntos que se sometan a su examen, realizar los estudios que se les encomienden, y participar en la comprobación del cumplimiento de las decisiones adoptadas por la Asamblea Nacional y el Consejo de Estado que se programen en sus planes de trabajo.

(Tomado de ACN)