Más mentiras y calumnias de #EEUU al considerar a #Cuba en la peor categoría en su informe de trata de personas, atacando la colaboración médica cubana, ejemplo de solidaridad, humanidad y de cooperación noble y legítima entre los países del sur, dijo a través de Twitter Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

El mandatario denunció esta acusación inmoral, mentirosa y perversa y dijo que los médicos internacionalistas cubanos son esclavos solo del amor por los demás.

En la misma plataforma digital Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores, dijo que esta es otra calumnia para justificar las nuevas medidas de hostilidad hacia Cuba y que EE.UU. carece de autoridad moral para hacer evaluaciones o calificaciones de países.

Cuba se distingue por una política de tolerancia cero y desempeño ejemplar en la prevención y combate a la trata de personas con baja incidencia de este flagelo. Son resultados asociados a nuestros logros sociales y de seguridad ciudadana e igualdad de oportunidades, añadió el canciller caribeño.

Rodríguez subrayó que EE.UU., país que mayor presupuesto dedica a la producción y comercio de armas, las que a diario provocan muerte y dolor, ataca la colaboración médica cubana, ejemplo de solidaridad y humanidad y de la cooperación noble y legítima que existe entre los países del sur.

Ampliamente criticado por la politización de sus resultados y su carácter unilateral, el reporte del Departamento de Estado norteamericano evalúa en tres niveles los esfuerzos de los gobiernos para cumplir con las normas mínimas para la eliminación de la trata, y desde 2015 había ubicado a la mayor de las Antillas en el nivel dos.

A pesar de ser un documento ilegítimo y manipulador, tiene consecuencias directas para los países incluidos en el nivel tres, que en el caso de Cuba acrecienta el impacto del bloqueo económico, comercial y financiero que por más de seis décadas impone Washington a La Habana.