Cuba perfecciona el sistema empresarial estatal por su papel central en el desarrollo económico y flexibiliza las normas que rigen el sector privado, informó hoy en el Parlamento Marino Murillo, jefe de la Comisión para la Implementación de los Lineamientos.

Al intervenir en el Palacio de Convenciones de La Habana, en una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional centrada en el tema económico, el responsable de la comisión encargada del seguimiento a las estrategias para la actualización socioeconómica del país precisó que se adoptan medidas en ambas direcciones.

De acuerdo con Murillo, el sistema empresarial estatal ha experimentado varias transformaciones desde 2011, cuando en el VI Congreso del Partido Comunista se aprobaron los Lineamientos de la Política Económica y Social, que son 274.

Se labora en 22 nuevas medidas con impacto a mediano y corto plazo (este año) para impulsar la empresa estatal, que enfrenta dificultades de financiamiento y menor flexibilidad que las formas no estatales, acciones que están pendientes de aprobación, señaló Murillo.

Entre las iniciativas, el funcionario adelantó el encadenamiento de las entidades con la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, un componente clave en los proyectos para atraer inversión extranjera, que permitan a la isla diversificar mercados e impulsar las exportaciones y la sustitución de importaciones a partir del fortalecimiento de la producción doméstica.

Respecto al sector privado, expuso que próximamente saldrán normas adicionales para flexibilizarlo, aunque sin renunciar al control del mismo, considerado un complemento de la empresa estatal socialista.

En los últimos meses fueron anunciadas normas de flexibilización para los cuentapropistas (trabajadores del sector privado), quienes rondan los 600 mil en la mayor de las Antillas.

Según Murillo, la dirección del país fijó otras prioridades en la implementación de los lineamientos hasta 2021, además de las relacionadas con la empresa estatal, que incluyen el avance en la ordenación monetaria, con la unificación monetaria y cambiaria; y la culminación del Plan de Desarrollo Económico y Social hasta 2030.

También mencionó la revisión integral y el perfeccionamiento de las políticas que sustentan la actualización socioeconómica, considerando que algunas de ellas no dejaron los resultados esperados.

A propósito del actual escenario, marcado por desafíos económicos que en buena medida son el resultado de la hostilidad de Estados Unidos y el recrudecimiento del bloqueo impuesto a Cuba desde hace casi 60 años, afirmó que el mismo no debe interpretarse necesariamente como un freno en la aplicación de las 206 políticas aprobadas en el Congreso del Partido Comunista.

Si bien la situación es compleja, el avance no siempre depende de un problema de financiamiento, y sí de nuestra capacidad e inteligencia para la implementación, subrayó.

Murillo también destacó en la Asamblea Nacional que la Comisión para la Implementación de los Lineamientos pasó por un proceso de perfeccionamiento, y agregó que la materialización de los mismos es responsabilidad de tres niveles, que incluyen los organismos de la Administración Central del Estado y las estructuras territoriales del Poder Popular.

Desarrollar la medicina natural y tradicional

El ministro de Salud Pública de Cuba, José Ángel Portal, aseguró hoy aquí que el país tiene creadas las condiciones para continuar consolidando y desarrollando la Medicina Natural y Tradicional.

Al intervenir en la tercera sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) en su IX Legislatura, Portal dijo que se trata de una medicina eficaz dentro del arsenal terapéutico a utilizar por los profesionales cubanos.

Cuba tuvo en 2018 los mejores indicadores en utilización de la Medicina Natural y Tradicional y ese año concluyó con la mayor producción de productos naturales de la historia con 78 millones de frascos, añadió el titular del sector en el Palacio de Convenciones de La Habana.

De acuerdo con Portal, la propuesta para este año era de 80 millones de frascos, sin embargo, la evaluación realizada arrojó que se deben producir 90 millones para los cuales están aseguradas las materias primas.

Se incrementó también el cuadro básico de productos naturales. En 2010 estábamos en alrededor de los 32, en tanto, en 2018 terminamos con 153 variedades de productos naturales. Y para este año debemos tener 170, comunicó.

A criterio del ministro, es muy importante lograr la estabilidad de estos productos en la red de farmacias.

Portal detalló que en 2018 se realizaron más de 54 millones de aplicaciones con esta medicina.

Para eso hemos estado desarrollando una formación de los profesionales dentro del sector. Ya tenemos 224 especialistas en Medicina Natural y Tradicional y 154 residentes. Eso permite multiplicar este conocimiento, precisó.

También se refirió a otras formas de enseñanza como los diplomados y dijo que se han incorporado las mejores experiencias internacionales y el desarrollo de investigaciones que garanticen la introducción de nuevas tecnologías.

Diputados cubanos analizan este sábado temas medulares para el desarrollo económico y social del país, sesión a la cual asisten el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, y el presidente Miguel Díaz-Canel.

Potenciar la producción territorial de alimentos

Foto: Prensa Latina

El ministro de Agricultura de Cuba, Gustavo Rodríguez, señaló hoy en la Asamblea Nacional del Poder Popular que en la isla avanzan programas de producción de alimentos a nivel territorial, iniciativas enmarcadas en la estrategia de sustituir importaciones.

El titular expuso en una sesión extraordinaria centrada en las prioridades de la economía y el plan de desarrollo hasta 2030 la necesidad de fortalecer el autoabastecimiento local, un objetivo clave en la aspiración de materializar en el país la seguridad alimentaria.

De acuerdo con Rodríguez, hay pasos importantes en la agricultura urbana y suburbana, programas con un impacto en la sustitución de importaciones de productos como el arroz, los granos y el maíz.

A propósito del estímulo a la producción nacional para ahorrar divisas, mencionó además el proyecto de instalación de al menos tres plantas de productos biológicos, que aportarían bioplaguicidas y bioestimulantes.

Asimismo, compartió con los diputados presentes en el Palacio de Convenciones de La Habana iniciativas destinadas a la producción de alimento animal, la ceba de pollos y la producción de carne de cerdo.

Desde el miércoles, cuando fue proclamada la nueva Constitución de la República, los parlamentarios cubanos participan en sesiones de trabajo, que incluyeron el jueves y ayer los debates en las 10 comisiones permanentes de la Asamblea.

El presidente Miguel Díaz-Canel intervino en varias de las discusiones, en las que llamó a potenciar la eficiencia económica y a priorizar la producción nacional, la seguridad alimentaria y la defensa, en un escenario caracterizado por la escalada en la agresividad de Estados Unidos, que recrudece la retórica, las amenazas y el bloqueo contra la isla.

Destacan flexibilidad del plan económico

El ministro de Economía y Planificación de Cuba, Alejandro Gil, afirmó hoy que el plan de desarrollo del país es flexible y no una camisa de fuerza.

Hay que buscar la manera de identificar nuevos renglones para diversificar las producciones y servicios, indicó Gil en la sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (Parlamento) que se efectúa en el capitalino Palacio de Convenciones.

Todas las opciones que generen alimentos, extracción de petróleo, generación de energía renovable son primordiales, porque el Estado debe desembolsar más de cinco mil millones de dólares para su importación.

Nada que aporte y ahorre divisas puede dejar de hacerse porque no esté contemplando en el plan, advirtió el ministro cubano.

Gil llamó a potenciar los proyectos de desarrollo local para crear más riquezas en el territorio nacional.

Estos deben encadenarse con los recursos propios de cada lugar y no depender de las importaciones, explicó Gil.

Es importante -indicó el titular- evitar la compra de insumos en el extranjero, pues se corre el riesgo que se paralicen los programas de desarrollo local.

Ahora se impone avanzar en el autoabastecimiento municipal, hay que proponer incentivos concretos para aumentar la exportación, dijo Gil.

No se trata de exportar solo los productos tradicionales, sino todo lo que se pueda, y eso hay que explorarlo en todos los territorios, incluso vender lo que tenga demanda interna, porque es un modo de adquirir divisas para poder seguir creciendo, señaló.

Tenemos que ser capaces de lograr el encadenamiento productivo con sectores puntuales como el turismo y la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

El incremento en la actividad turística debe estar acompañada de la oferta interna, no se puede apostar al desarrollo de la mencionada esfera, sino no crecen las propuestas en el país.

Si importamos -advirtió Gil- el valor agregado es muy pequeño y no aporta casi nada a la economía.

Es vital que la mayor cantidad de divisa que entre el país se quede aquí, sentenció el máximo responsable de la cartera mencionada.

Estimular una inversión extranjera encadenada a economía interna

El ministro cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, informó hoy en una sesión parlamentaria que la isla promueve una inversión extranjera encadenada hacia lo interno, de manera que se fortalezca la economía nacional.

No podremos avanzar mucho si no logramos este encadenamiento, porque estaríamos obligados a seguir importando, señaló al intervenir en la tercera sesión extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, foro centrado en la discusión de temas económicos, como el plan de desarrollo hasta 2030.

De acuerdo con Malmierca, Cuba necesita inversión extranjera no solo para que traiga capital y tecnología, también para que aporte mercado y encadenamientos productivos.

El titular advirtió que el principal obstáculo para el acceso a capitales es el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la mayor de las Antillas durante casi 60 años.

Al respecto, precisó que el cerco de Washington se recrudece, con la amenaza de aplicar en su totalidad el Título III de la Ley Helms-Burton, que busca precisamente privar al país de la inversión extranjera.

La Asamblea Nacional condenó hoy esa ley norteamericana que codifica el bloqueo, iniciativa vigente desde 1996 que apuesta por el cambio de régimen y el derrocamiento de la Revolución a través de políticas como la asfixia económica.

Malmierca también se refirió como una prioridad impostergable de cara al desarrollo de la isla al aumento de las exportaciones.

Tenemos un potencial para ello, lo que incluye el trabajo a nivel territorial para estimular la producción de artículos con calidad que pueden llegar al exterior, dijo.

Según el ministro cubano, fue creado un mapa de exportaciones, herramienta informática que permite el seguimiento a este objetivo priorizado.

(Tomado de Prensa Latina)