La cafetería El Trébol, el Café Boulevard Buen Aroma y el Complejo Mi Hacienda Guanabito, entre otros, son algunas de las instalaciones emblemáticas de La Habana que se suman a las obras a reinaugurarse por el Aniversario 500 .

El ministro de Turismo, Manuel Marrero Cruz, junto a Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en La Habana, y Reinaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, chequearon el avance de las labores constructivas de estas unidades emblemáticas.

Foto: Joyme Cuan

El Complejo Mi Hacienda Guanabito, del Grupo Empresarial Palmares, recibe una reparación capital de la mayoría de sus espacios como el ranchón principal, con capacidad para aproximadamente 250 comensales, la cocina, los baños y la zona exterior; esta última conformada por varios ranchones, valla de gallos, piscina, espacios de sombra, guarapera y juguera.

Pensada para el agroturismo nacional e internacional, y ubicada en el municipio de La Habana del Este, oferta comida criolla -dígase bistec o masas de cerdo, pollo, congrí, viandas y ensaladas de estación- y se caracteriza, además, por la tranquilidad y el buen servicio.

Foto: Joyme Cuan

Su administrador, Rolando Amador González, insistió en que allí también se podrá disfrutar de la venta de suvenir, monta de caballos, parque infantil, hamacas para siesta, entre otras opciones de turismo campestre o de naturaleza.

Este espacio, tras su reinauguración, estará abierto todos los días, desde las 10:00 de la mañana hasta las 6:00 de la tarde, con precios de 2 CUC para los mayores y 1 CUC para los niños con derecho a la piscina; si no desean disfrutar de esta prestación, la entrada será gratis.

Aún en restauración se encuentra la Casona Señorial, con valor patrimonial, donde se planifica recibir a los clientes, conformar un museo y ofrecer una explicación del funcionamiento de la finca.

Magaly Vicente Lestón, subdirectora de operaciones de la sucursal Palmares Habana Este, destacó que también se trabaja en la recuperación del Rancho Mi Hacienda, al lado de Guanabito, para que, en una segunda etapa, ambos espacios se comuniquen a través de puentes peatonales.

La segunda hacienda estará compuesta por áreas libres, un restaurante de comida internacional para cerca de cien invitados y una Casa del Campesino con elementos típicos como el café hecho con tetera, sembrados y cría de gallinas.

Foto: Joyme Cuan

Por otra parte, se reconstruye y mejora la imagen de la cafetería El Trébol, en la Vía Blanca, con servicio gastronómico de alimentos ligeros, bebida, comida criolla, refrescos y agua para la población que hace uso del área de playa de Mar Azul.

Foto: Joyme Cuan

Mientras, el Café Boulevard Buen Aroma, en San Rafael y Galeano, Centro Habana, recibió halagos por el estado avanzado de su rehabilitación. Este lugar forma parte de los puntos de comercio gastronómico del popular Boulevard de San Rafael y ofertará coctelería, panes, platos ligeros, helados, refrescos y varios tipos de café.

Foto: Joyme Cuan

El complejo gastronómico 1830 se suma a las labores de reparación de sus instancias gastronómicas y de entretenimiento. Alianna Gómez García, especialista en Inversiones del centro, recalcó que se recupera el valor patrimonial de algunas de sus construcciones, a la vez que se aprovechan al máximo las áreas para el incremento de los servicios, por ejemplo, está concebida una cafetería climatizada, un bar para la venta de vinos y tapas y un espacio para karaoke.

Foto: Joyme Cuan

De igual manera, se intenta rehabilitar toda la línea costera, incluyendo la glorieta y el paseo marítimo.