El Templete, situado en la Plaza de Armas de La Habana Vieja, es Patrimonio de la Humanidad. Su construcción data de 1827 y cada 16 de noviembre acuden miles de habaneros para la tradicional vuelta a la ceiba.