La realización del ejercicio de entrenamiento militar como parte del Día de la Defensa Territorial de Boyeros tuvo lugar en varias entidades del Consejo Popular Wajay.

Durante la jornada, los trabajadores de la Cooperativa No Agropecuaria AUTOCHAPT efectuaron una demostración con la técnica canina, mientras el personal de la Empresa Comercializadora Andrés González Lines realizó un entrenamiento en el terreno donde efectuaron lanzamientos de granadas, arme y desarme de las mismas, así como del fusil y practicaron el uso de las máscaras antigases.

La instalación para el secado de plantas medicinales ocupó la atención de los obreros, que se dedicaron al procesamiento de diferentes tipos de vegetales, y los trabajadores de la minindustria La Esperanza laboraron en la confección de sus productos habituales para la reserva en tiempos de guerra.

Foto: Roly Montalván

Con el empleo de la leña se elaboró el pan en la Nivaria y en la escuela primaria Antonio Sánchez Gómez, se impartió clases a un grupo de alumnos simulando el estado de guerra. El policlínico Mario Muñoz, fue quien acogió a los "heridos o fallecidos de un ataque enemigo" y junto con los miembros de la Cruz Roja y el personal de la instalación sanitaria les brindaron atención médica.

Foto: Roly Montalván

La comunidad también jugó su papel en este entrenamiento, pues se realizó un simulacro de evacuación de la población.

Foto: Roly Montalván 

Los trabajadores de la Empresa Cárnicos Habana jugaron su papel al elaborar diferentes surtidos a base del cerdo.

Finalmente en la Unidad Empresarial de Base HILATEX los obreros de esta repelieron un ataque de elementos contrarrevolucionarios que trataban de tomar por asalto la entidad.