Fuerte aroma de antorchas y fervor juvenil regresan para invadir las calles de la Ciudad Maravilla. Qué joven no añora enero y su habitar inspirados en el pensamiento de Martí. Aceras y paradas, lumbre y guitarra en mano bajaremos alumbrando la noche, guiados por las letras de un poema.

Cada año la fecha del natalicio de José Martí cita desde los predios de la escalinata de la Universidad de La Habana a generaciones de cubanos para la Marcha de las Antorchas. Saldremos este lunes, a las 10:00 de la noche -de ese histórico lugar donde tanto se ha sembrado y se siembra para construir la Cuba que necesitamos-, hasta la Fragua Martiana, en respaldo a la nueva Constitución de la República que se llevará a referendo popular previsto el 24 de febrero.

La capital habanera se mantiene despierta para iluminar sus edificaciones, la historia y su vida, a 500 años de su fundación, celebrando así la vida de uno de sus hijos más queridos.

“Traigo en el corazón las doctrinas del maestro” es el lema que nos convoca a esperar la simbólica fecha, a 166 años del nacimiento de nuestro Héroe Nacional y como sentido tributo de las organizaciones juveniles, a Fidel, la Generación del Centenario y al fundador de la FEU Julio Antonio Mella.