Con el marcado propósito de garantizar la sostenibilidad de los resultados tras los ingentes esfuerzos puestos en práctica para el mejoramiento de servicio gastronómico, los trabajadores de la Empresa de Restaurantes de La Habana despiden por estos días el año 2018 con cenas especiales en sus 46 establecimientos, de ellos, 30 bajo gestión estatal, cuatro cooperativas no agropecuarias y en los llamados espacios arrendados.

Un breve recorrido por emblemáticas unidades de la capital, a saber, El Jardín, Yang Tse y El Cochinito ―reparados capitalmente este año― permitió conocer detalles del esfuerzo de los más de mil 100 trabajadores de la entidad, empeñada en demostrar que es posible competir exitosamente con las nuevas formas de gestión, especialmente con los centros gestionados privadamente.

Con acierto, el Sindicato Nacional de Trabajadores del Comercio, la Gastronomía y los Servicios (SNTCGS) aprovechó la ocasión para estimular el accionar de los colectivos laborales de las unidades visitadas, y se conoció además que en 2018 también fueron reparados totalmente el Club 21, Caribeño, y Hurón Azul.

Para el 2019 se prevé mantenimiento capital para la Ostionera de Infanta y San Lázaro, El Mandarín, Conejito, Castillo de Jagua y la Giraldilla de G, entre otros, todos financiados por las utilidades empresariales y por al aporte del Uno por ciento al desarrollo territorial.

El Secretariado del SNTCGS, con más de 309 mil 200 afiliados, destacó el amplio programa de actividades por el Día del Trabajador del Comercio, a celebrarse el 4 de febrero, aniversario 100 del nacimiento de Fernando Chenard Piña, asaltante del Moncada y mártir del sector.

(Tomado de Trabajadores)