El 5 de diciembre se celebra el Día Internacional de los Voluntarios, instituido en 1985 por la Asamblea General de las Naciones Unidas en reconocimiento al trabajo silencioso y arriesgado que realizan.

Cuba participa de esa fiesta solidaria, pues a lo largo de todo el país miles de personas trabajan de forma desinteresada con la Cruz Roja en disímiles tareas encaminadas a preservar la salud y la integridad física de sus coterráneos.

Carmen Silva Cañizares, especialista en Comunicación de la filial habanera de esa organización de socorro, comenta a la COCO que sus miembros se encuentran comprometidos a respetar los siete principios fundamentales de la institución: humanidad, neutralidad, imparcialidad, universalidad, independencia, voluntariado y unidad.

También cumplen con su principal misión, prevenir y aliviar el sufrimiento humano de manera desinteresada, eficiente, honesta, confiable y respetando la vida y la dignidad de las personas, sin tener en cuenta la raza, el credo o la afiliación política.

Durante siete horas los voluntarios de la Cruz Roja trabajaron en la evacuación de las víctimas del accidente aéreo ocurrido en La Habana el 18 de mayo de 2018 Foto: Radio COCO

En La Habana, la Cruz Roja cuenta con 15 sedes municipales, además de la sede provincial que se encuentra en la calle Alfredo Zayas, esquina a Santa Eulalia, en el municipio Diez de Octubre.

Actualmente integran sus filas dos mil 500 voluntarios, de los cuales el 45 por ciento son jóvenes y el 47 mujeres.

“Entre nuestros objetivos inmediatos se encuentra el crecimiento en número de miembros y su permanente preparación, lo cual nos permitirá incrementar en cantidad y calidad nuestra labor, atenuando y previniendo el sufrimiento humano”, dijo la especialista.

La Cruz Roja es una sociedad de socorro, voluntaria, autónoma y auxiliar de los poderes públicos en el ámbito humanitario.

En Cuba se fundó el 10 de marzo de 1909 por el doctor Diego Tamayo y Figueredo, considerado un cubano digno gracias a su patriotismo, manifiesto desde el alzamiento de La Demajagua hasta su muerte, y por su condición de hombre de ciencia que prestó valiosos servicios a la medicina cubana.

Durante el año 2018 los voluntarios de la Cruz Roja en La Habana han participado en eventos tales como la Feria Internacional del Libro; el ejercicio Meteoro; las actividades por el Día del Medio Ambiente,  celebradas en el Gran Parque Metropolitano de La Habana, y en las carreras Marabana y Maracuba, entre otras.

Foto: Radio COCO

Además, sus miembros realizaron una decisiva labor en la evacuación de las víctimas del trágico accidente aéreo del 18 de mayo; en las pesquisas febriles,  en respuesta situaciones de riesgo epidemiológico; en labores de prevención de las infecciones de transmisión sexual y también han donado su sangre.

Los voluntarios de la Cruz Roja habanera se mantienen en constante superación mediante cursos, talleres, ejercicios prácticos y otras acciones.

La labor de estos hombres y mujeres merece el más profundo respeto y admiración por su entrega desinteresada a la noble causa de salvaguardar la vida de muchas personas a riesgo de la suya propia.

(Tomado de Radio COCO/Autor: Gilberto González García)