Con solo el 4% de la tierra cultivable del país, ya La Habana logra producciones que representan el 17 %, del total de las entregas que le hace una provincia como Artemisa, la de mayor volumen de cosecha.