“Somos vecinos del edificio No. 15011 en calle 3ra entre 7ma. y N, Altahabana, municipio de Boyeros. Nos hemos dirigido, con deseo de resolver una problemática que nos afecta hace un tiempo”. Así comienza su carta Félix Moreno Aguirre.

“Seis tapas de tanques de 1 890 litros fueron destruidas por los vientos hace unos cuantos años y como presidente del Consejo de vecinos he presentado la solicitud de nuestras necesidades: Delegado de nuestra circunscripción; carta a la Oficina de Atención a la Población del Poder Popular de Boyeros con fecha 19/05/16; este documento fue enviado al Director de Vivienda, el cual contestó  dirigiéramos la solicitud al Dpto. de restauración para incluirnos en el plan de 2017.

“También enviamos la carta al director de Salud Municipal, para ponerlo al corriente de posible foco de mosquito y del peligro de contraer enfermedades; al Departamento de Restauración–Conservación de la Vivienda de Boyeros, entregada el día 22/09/16.

“Nuevamente dirigimos la misiva al Departamento de Atención a la Población de la Vivienda en el municipio con fecha 06/04/17, adjuntando fotos del estado de los tanques (…).

“La situación y la carta fue del conocimiento de la nueva Delegada de nuestra circunscripción, fechada el 22/12/17 y hasta ahora no tenemos solución al problema”.

Tomar el asunto en serio

Evelio González Guliaeff, vecino de la calle Bellavista No. 758, entre Vía Blanca y Santa Lutgarda, municipio del Cerro, se dirige a la sección planteando que:

“En varias ocasiones me he dirigido a otros medios de Prensa escrita y no he tenido respuesta por parte de la empresa que atiende los Cajeros, por lo que tomé la determinación de escribir a Tribuna de La Habana para ver si de una vez se toman el asunto en serio y resuelven el problema, que afecta tanto a trabajadores como a jubilados que residimos cerca del cajero, ubicado en calle Fomento entre Chaple y Zuzarte, Cerro.

“Son contadas las veces que uno se dirige a extraer efectivo y el mismo no presente problemas: no tener dinero, sin conexión o en mantenimiento. Todo eso siempre sucede en los días de cobro de los trabajadores, del 8 al 15, o en el de los jubilados a partir del día 24 o 25 de cada mes”.